Principal

El cremallera de Montserrat fue el primer tren cremallera con vía métrica de España. Las obras se iniciaron en el año 1881 por parte de la compañia Ferrocarriles de Montaña a Grandes Pendientes y el 6 de octubre de 1892 inició su primera andadura con locomotoras de vapor y vagones empujados.

El 25 de julio de 1953, en un día festivo con una gran cantidad de viajeros hacia Montserrat, ocurrió un accidente en el que se vieron implicados tres trenes, provocando heridos y muertos. Esto hizo que el cremallera perdiera la gracia del público y comenzó un declive que llevó a la compañia a cerrar la línea en el año 57 fruto de la falta de recursos que hizo los tráficos testimoniales. En los letreros de la época el transporte no había cesado, sino que estaba "suspendido".

Con una desbordada ilusión, en el año 2001 se comienzan las obras del nuevo cremallera de Montserrat, que terminan dos años más tarde. Esta vez sólo es de pasajeros y traccionado por unos nuevos automotores fabricados en Suiza. Junto con las obras del cremallera, se rehicieron los accesos a Montserrat para evitar las grandes aglomeraciones de coches, se construyó un nuevo estacionamiento, y se aprovechó para modernizar todos los medios de transporte a/desde Montserrat: el aéreo y los funiculares.